Rincones románticos de Sevilla, un San Valentín inolvidable

image_160196_jpeg_800x600_q85

Si te consideras un romántic@ todos los años te planteas para San Valentín el mismo dilema: cómo sorprender y conquistar como se merece a tu pareja en ese día tan especial. ¿Un viaje? Sí, buena idea ¡Acertaste! Pero… ¿A dónde y en qué auténtico hotel romántico de lujo te aseguras un merecido triunfo y el placer de pasarlo realmente bien con él o ella?

buzoneo-sevilla

No te vale cualquier lugar para embelesar con su belleza los ávidos sentidos de los amantes más exigentes, y donde inventar y vivir experiencias románticas. Sólo determinadas ciudades en el planeta dan la talla para hipnotizar a una pareja y Sevilla es, sin duda, una de ellas por su majestuosidad arquitectónica, certificada mundialmente, y por el especial afecto de sus paisanos, reconocido por los corazones de sus visitantes.

Sevilla cumple con creces los requisitos para crear el clima ideal para la complicidad, donde sincerarse y compartir los deseos y anhelos más íntimos, diseñar una segunda oportunidad, planificar un futuro de ventura y amor. Un lugar donde llevar al sublime éxtasis los cinco sentidos del cuerpo humano: vista, olfato, oído, gusto y tacto.

Vista: En nuestro anterior post ‘El otoño en Sevilla es para parejas románticas’ os sugerimos rincones pintorescos de Sevilla para disfrutar de la ciudad y vuestro acompañante. En esta ocasión, toma nota, os añadimos algún rincón y actividad romántica más como…

Perderse por el céntrico y laberíntico Barrio de Santa Cruz y admirar su Callejón del Agua, la Plaza de Doña Elvira y los Jardines de Murillo, adentrarse en el Parque de María Luisa, admirar el Costurero de la Reina. un coqueto castillo de hadas, y subir al monte Gurugú, escudriñar el inmenso Real Alcázar y recabar en la fuente de Mercurio, navegar en barca por los canales de la Plaza de España… y terminar viendo atardecer a orillas del río Guadalquivir paseando desde el Puente de Triana hasta la Torre del Oro.

Olfato: Sevilla es un almizcle de olores. Con la primavera asomando ya se captan los primeros efluvios de azahar, jazmín, rosas, naranjos, limoneros… Por la mañana huele a café recién hecho, a tostadas de aceite con jamón, de pringá, a churros con chocolate… A mediodía se activan los jugos gástricos con el aroma del adobo, de la crujiente fritura de delicias marinas… Por la noche, la fragancia de los vinos y de las castañas asadas templan el cuerpo del frescor del ocaso…

Oído: Paseando por Sevilla puedes escuchar desde la estridente risa de los sevillanos y la musicalidad de sus cánticos flamencos, que contagian alegría y un irracional optimismo, hasta el suave crepitar del agua de sus fuentes. ¿Y entre medias? El traqueteo de los coches de caballos y el delicado susurro del amor de las parejas que, cogidas de la mano, cruzan sus miradas de asombro ante un escenario de singular belleza y curioso ritmo.

Gusto: Si eres un apasionado de la buena mesa o del variado picoteo, Sevilla es un baluarte de la rica y venerada gastronomía andaluza y de sus exquisitas tapas. En cualquier calle, plaza o avenida, la amplia y cuidada oferta culinaria te permitirá escoger un restaurante al gusto de los dos que os brinde la obvia privacidad que necesitáis.

Tacto: Mézclate con la gente y descubre el buen humor de los sevillanos, el trato simpático y burlón, el calor de un pueblo hospitalario y abierto que acoge al viajero con cariño y… Por qué no, déjate llevar por la magia de las gitanillas, que por unas monedas os leerán el futuro en las manos y os regalarán la suerte simbolizada en una agradable y aromática rama de romero.

FACHADA

… Y ahora, pon tus ‘cinco sentidos’ en elegir el perfecto y maravilloso hotel romántico para tu pareja. Si buscas en las opiniones en Tripadvisor elegirás con seguridad el Hotel Palacio de Villapanés que, como los buenos perfumes, es la quintaesencia de la ciudad de Sevilla. Conseguirás otra victoria que complacerá con placer y voluptuosidad vuestros ‘cinco sentidos’.

CANCELA ENTRADA

Vista: El Palacio de Villapanés, joya arquitectónica del siglo XVIII, restaurada al detalle y reconvertida en Hotel de cinco estrellas te entrará por los ojos por su espectacularidad. Te cautivarán sus impresionantes patios andaluces, enrejados, columnas, escalinatas, escudos de armas… Sus 50 exclusivas y diferentes estancias completamente equipadas y decoradas con gusto y lujo, el relajante spa wellness, su soleada terraza con piscina y vistas únicas a la Catedral…

PATIO DE LOS NARANJOS

Olfato: La costumbre andalusí de decorar los patios con plantas y flores, que dejan un embriagador rastro oloroso es una norma de nuestro hotel, que te hechizará y te permitirá seguir su estela en todas las habitaciones, suites, pasillos…

PATIO DE LAS CONCHAS

Oído: Semanalmente en los patios del Palacio se celebran conciertos y veladas musicales con artistas de primer orden, donde el flamenco y la guitarra española suelen ser el protagonista, que despierta con su sensualidad y sus notas la sensibilidad de los huéspedes.

RESTAURANTE BODEGA

Gusto: La completa bodega y los platos de alta cocina de nuestro prestigioso chef David Miralles, cargados de tradición y creatividad, le recordarán a tu paladar que la gula también existe.

PATIO ENTRADA

Tacto: Un preparado equipo de profesionales te demostrarán cómo se trata a un cliente en un hotel de cinco estrellas.

_MG_3313

Ven a comprobarlo, te esperamos.

Fotos: Fotolia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario