La presencia de Cristóbal Colón en Sevilla

 

Azulejos en la Plaza de España de Sevilla de la historia de Cristóbal Colón

Azulejos en la Plaza de España de Sevilla de la historia de Cristóbal Colón

Cristóbal Colón, uno de los hombres más importantes e influyentes en la historia universal tuvo una vital y trascendental relación con Sevilla, donde descansan sus restos, se custodian sus libros, se conserva su espíritu marinero, se venera su alma descubridora… Una huella, tan interesante de conocer como, sobre todo, de visitar. 

Vamos a dejar aparte las polémicas y dudas sobre su lugar de nacimiento, puesto que infinidad de biógrafos argumentan que fue genovés (los más numerosos y documentados), pero otros estudiosos aseveran que fue catalán, gallego, castellano, extremeño, portugués, vasco… e, incluso sevillano.

Pero en lo que sí hay unanimidad entre los historiadores es que cuando Colón se encontraba en pleno proceso de negociación y de convencimiento a la corona de Castilla de su proyecto de llegar a oriente a través del océano atlántico, se dirigió a Sevilla alrededor del año 1484 atraído por ser una de las ciudades más ricas del reino, por tener uno de los puertos de más relevancia y, por lo tanto, ofrecer un prestigio y una tradición marinera de primera categoría.

Tanto es así, que no nos cabe duda de que Colón se enamoró de la capital andaluza, donde amplió sus conocimientos en las artes de la navegación, avanzó en la elaboración de su valiente cartografía marina y proyectó su viaje a las Indias. Es más, de Sevilla partió en 1502 para su última travesía a las Américas, todo un continente descubierto gracias a su intrépido carácter.

El descubridor más famoso del mundo falleció en Valladolid en 1506 y sus restos pasaron por muchos lugares debido a las vicisitudes testamentarias que se plantearon y a las disputas entre diversas ciudades españolas y americanas por ostentar el honor de conservarlos: estuvo enterrado en los sevillanos Monasterios de la Cartuja y Santa María de las Cuevas (donde él mismo pidió ser enterrado), en la Catedral de Santo Domingo, en la Habana, Cádiz… Hasta que por fin quedó fijada su ubicación en la Catedral de Santa María de Sevilla, donde descansan en un monumental mausoleo.

¿Y qué más lugares debes visitar en Sevilla para conocer su legado? No te pierdas el monumento a su memoria en el Paseo de Catalina de Ribera, ni el situado en los jardines de Murillo, ni el erigido en los jardines del monasterio de la Cartuja, ni la moderna y original escultura de bronce ‘el Huevo de Colón’. También te encantarán los coloristas azulejos de la Plaza de España, donde se reflejan importantes momentos históricos.

Otra parada obligada está en la Sala de Audiencias de los Reales Alcázares y en el Real Archivo de Indias… porque en Sevilla se custodian sus valiosas cartas personales y de navegación, sus venerados libros de estudio, sus apreciados manuscritos, como el famoso Libro de las Profecías… Un patrimonio de incalculable valor histórico que sólo puedes encontrar en Sevilla.

En el Hotel Villapanés queremos brindar con este post nuestro pequeño homenaje a tan insigne personaje y recomendar a todas las personas con espíritu aventurero o profundas raíces culturales, que vengan a Sevilla a estudiar su intensa y fructífera vida, visitar los rincones que pisó y compartió con reyes e ilustres nobles… y a hospédate en nuestro palacio, que guarda las raíces de la tierra de los descubridores.

DSC03352

Fotos: Fotolia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario