Entradas

El otoño será tu estación favorita si vienes a Sevilla

otoño sevillano

Sevilla es más bonita si cabe en otoño, donde la variedad de colores que reflejan sus calles, parques y jardines ante la otoñal luz solar, tienen un atractivo especial para muchas personas, que aprecian y se enamoran de ese especial arco iris de tonalidades. Si le añades un lujoso hotel, como el Palacio de Villapanés, de soberbia arquitectura, románticos rincones y pintorescos patios, descubrirás que has quedado prendado de la capital andaluza y ‘atrapado’ en su mejor alojamiento de cinco estrellas.

Tras el brillante pero tórrido verano sevillano llega el otoño, que irrumpe con la fuerza y la melancolía de una estación de indudable belleza y sentido. Sus temperaturas son suaves, menos calurosas, entre 20 y 25 grados y están acompañadas de algunas lluvias esporádicas que refrescan y templan el ambiente hasta hacerlo perfecto, agradable y romántico para dar paseos interminables con tu pareja. Para convertirse posiblemente en la mejor época para conocer Sevilla.

Un clima ideal que invita a perderse por las callejuelas, avenidas y plazas de una ciudad rica en monumentales edificios, que forman parte de un patrimonio cultural único en el mundo, de célebres parajes cargados de leyenda, de esculturas de insignes personajes, de preciosistas fuentes, de ilustres palacios, de magníficos templos… A poco que te hayas ‘empapado’ de historia o leído alguna guía turística te sonará la Giralda, la Catedral de Santa María, la Plaza de España, el Palacio de San Telmo, el Barrio de la Judería, el Callejón de los Suspiros…

Además, Sevilla presume de ofrecer famosos y generosos parques y jardines de extraordinario valor visual y ecológico. El otoño llena y tiñe sus espaciosos recintos y veredas de hojas de variopintos colores, que invitan a contemplarlos mientras oímos el crujir de nuestras pisadas contra la espesura seca. Un peculiar ‘ruido’, que rompe el íntimo silencio del lento caminar de las parejas entre brotes majestuosos de naturaleza ‘muerta’.

Los lagos y estanques del parque de María Luisa o los Reales Alcázares esconden su cristalina agua azulada tras un dorado manto irregular de hojarasca que, a la vez, colorea el suelo y los caminos de amarillos, naranjas, rojos, ocres, marrones… difuminando y apagando los verdes vivos primaverales y los cobrizos estivales. Plácidas aguas que reflejan los rayos solares que escapan entre los nubosos cúmulos del cielo, mientras el simpático graznido de patos y cisnes sustituye al alegre piar de los pajarillos que van desapareciendo alejándose hacia su letargo invernal.

¡Bendita luz otoñal sevillana que se cuela entre los árboles desnudos y que invita a las milagrosas manos de los pintores a imitar las borrosas obras maestras impresionistas, e implora a intrépidos fotógrafos a crear nuevas formas de expresión del arte gráfico!

Si has decidido que tu próximo destino otoñal sea Sevilla estamos seguros es de que no te arrepentirás y descubrirás una estación que encierra la magia del color, la pasión de los sentimientos, el olor de las castañas recién asadas que reconforta el frío invernal que ya se asoma en el horizonte temporal.

Sólo nos queda recomendarte que te dejes llevar de la atmósfera otoñal de nuestro Palacio de Villapanés. Un hotel que como el buen perfume envuelve entre sus muros la esencia del otoño más romántico y sensual.

parque maria luisa en otoño

Alcázar de Sevilla, el palacio real más antiguo de Europa ¿Un sueño de una noche de verano?

[:es]

Alcázar de Sevilla

Alcázar de Sevilla

Los Reales Alcázares son un destino obligado para turistas que visitan Sevilla y desean conocer una obra arquitectónica soberbia, y para mandatarios, jefes de estado o casas reales en visita oficial a la capital andaluza, puesto que todavía se utiliza como residencia para altas personalidades. ¿Qué se esconde tras sus muros? Leer más