About VP

This author has not yet filled in any details.
So far VP has created 5 blog entries.

July 2014

Pon a prueba tus sentidos en el Palacio de Villapanés

Cuando viajamos y nos alojamos en un hotel, comemos en un restaurante o tomamos una cerveza en la terraza de moda, buscamos algo más que la mera prestación del servicio esperado.

Siempre que salimos encantados con un lugar es porque la experiencia que hemos tenido va más allá de lo que esperamos. Esto es SERVICIO con mayúsculas. Una sola palabra que engloba infinidad de pequeños detalles que hacen que dicha experiencia sea inolvidable.

En el Hotel Palacio Villapanés conocemos bien cuál es el servicio que esperan nuestros clientes. Concretamente, somos especialistas en ofrecer todo aquello que nuestros huéspedes no esperan. Esto es para nosotros el servicio. Quizá, por este motivo, y por el encanto del Palacio de los Marqueses de Villapanés, nuestros clientes repiten y vuelven a alojarse en nuestras espléndidas estancias.

Pero, si no conoces todavía esta joya arquitectónica del siglo XVIII en pleno centro de Sevilla, lee atentamente lo que podrás sentir en el momento en el que decidas cruzar nuestra gran puerta principal de piedra del año 1728.

Claridad

Decía Juan Ramón Jiménez que “sobre las calles que huelen a cera, sobre las azoteas con macetas, se va viendo la luz de plata, y en el fresco y puro azul matutino, aún negro, se oyen volar palomas que no se ven”.

Hay lugares sombríos y noctámbulos donde las experiencias se refugian para huir de la claridad. En el Hotel Palacio Villapanés, la noche dura, pero lo preciso. Se trata de un descaso para la vista para volver a disfrutar de la luz tan especial que envuelve este singular Palacio.

Podrás disfrutar de la claridad que permite visualizar la belleza fragmentada y sorprendente de cada uno de los rincones del Hotel.

Misterio

En Villapanés, la música ambiental del día a día, es el perfecto y programado corte del silencio. Si quieres comprobarlo, sólo tienes que entrar en el Hotel Palacio Villapanés para comprobar la melodía rítmica del paso de los años. Si quieres escuchar el sonido misterioso del silencio de nuestro Hotel, sólo tienes que detenerte en nuestro patio central o en cualquiera de nuestras estancias.

Entenderás por qué le llaman “el hotel de los matices”. Sus encantos se sugieren en medio de los silencios donde los sonidos brotan en la armonía de nuestra fuente.

Tacto

El tacto no sólo reside en las yemas de los dedos que sienten todos los materiales y restauración de nuestro hotel y restaurante. El tacto está también en la forma de actuar de cada una de las personas que trabajan en el Hotel Palacio Villapanés. Es tanto lo que entra por este sentido que el huésped se siente el dueño del Palacio, como si fuera suyo. En este momento el confort total cobra forma y la experiencia es sublime.

Olfato

En Villapanés, el año no comienza el uno de enero.  Cada día y cada noche es un comienzo, una experiencia, un despertar. Sevilla huele a azahar recién nacido en las humedades del invierno, un olor que se cuela sin permiso en todas las estancias del Palacio.

Gusto

Para aquellos que poseen la cualidad compleja del buen paladar y del buen gusto, en el Hotel Palacio Villapanés encontrarán lo exquisito.

Nuestro restaurante ofrece una carta representativa de la esencia de la cocina mediterránea, que más que una historia es una forma de entender la vida y que refleja la manera de ser, la forma de vivir y la personalidad afable y distinguida del carácter andaluz.

Si quieres darte un baño de sentidos, debes conocer la experiencia Villapanés: Sevilla en estado puro.

Vacaciones con niños

¿Todavía no has venido a Sevilla con tus hijos? Esto debes arreglarlo cuanto antes. Desde el Hotel Palacio Villapanés te ofrecemos una batería de ideas para hacer en la capital andaluza con los más pequeños de la casa.

En primer lugar te proponemos un paseo en tranvía por el casco antiguo de la ciudad.

En la Plaza Padre Castro, podréis disfrutar todos los sábados por la noche de un fantástico cine de verano con películas infantiles.

Otra opción al aire libre, es el cine de Tomares. El enclave es perfecto para ver buen cine y tomar exquisitas tapas típicas de esta zona de Andalucía.

Si te apetece hacer algo diferente, te proponemos un refrescante baño con los leones marinos de La Reserva, una didáctica e inolvidable experiencia que os permitirá conocer como son estos inteligentes mamíferos. Esta aventura está a pocos kilómetros de Sevilla, en la Carretera A-476, km. 6.820 En el Castillo de las Guardas.

Y para los artistas de la casa, os recomendamos visitar las actividades de Área Cromática. Donde realizarán dibujo, pintura, escultura, cerámica, fotografía, música, lectura, escritura, etc. Es un espacio pensado y creado para el desarrollo de la creatividad infantil. Allí los más pequeños demostraran sus mejores dotes en el arte creativo. Lo encontrarás en la Calle Enladrillada, 66.

Pero si lo que le gustan a tus hijos son los animales, no dejes de llevarles al Centro Andaluz de la Fauna Salvaje, en el corazón de la Sierra Norte de Sevilla. Con más de 250 especies animales distribuidas en diferentes salas. Además de una colección paleontológica y de arte sudafricano.

Estas son algunas de las múltiples actividades que puedes encontrar en Sevilla.

Descubrir Sevilla con niños en las vacaciones es una opción estupenda. Seguro que volvéis a casa enamorados de la ciudad.

Un palacio, un hotel, infinidad de experiencias

Comenzamos una nueva andadura en el Hotel Palacio Villapanés. A partir de ahora, te informaremos sobre la actualidad del turismo en Sevilla (qué hacer, dónde comer, lugares especiales para visitar, etc.) y podrás estar al día de las actividades, promociones y eventos que se realicen en nuestro Hotel que, como sabes, es uno de los lugares más especiales de la capital andaluza.

Por ello, os damos la bienvenida a nuestro blog que pretendemos que sea un canal de comunicación entre nuestros amigos, clientes y colaboradores. A partir de ahora compartiremos contigo los secretos de Sevilla, sus calles, costumbres, rincones gastronómicos, su maravillosa gente, fiestas y, en definitiva, todo aquello que haga que cuando vengas por el Hotel Palacio Villapanés, te sientas como en casa.

Como puedes comprobar, en esta herramienta que ponemos a tu disposición, podrás comentar los artículos y ponerte en contacto con nosotros en cualquier momento. Te animamos que así lo hagas fundamentalmente por dos razones:

1.- Para que puedas comentar libremente el contenido de nuestro blog y compartir con tus contactos, aquellas cosas que te parezcan más interesantes.

2.- Para que te podamos escuchar. Es fundamental para nosotros tener un feedback por vuestra parte para ir mejorando día a día.

Podrás conocer las mil caras de Sevilla, desde sus orígenes romanos, árabes, barrocos y tradicionales hasta la Sevilla cosmopolita y moderna. Una Sevilla religiosa, alegre, bonita e inigualable.

Muchas gracias por estar ahí y, desde el Hotel Palacio Villapanés, queremos que nuestros huéspedes sean tan especiales o más que nuestra joya arquitectónica que data del siglo XVIII y que está enclavada en la calle Santiago nº 31. Un espacio donde encontrarás miles de experiencias que no te puedes perder.

¿Necesitas una excusa para volver a Sevilla?

Son tantas las razones que podemos darte para venir a Sevilla, que necesitaríamos un blog entero para poder demostrarte el verdadero encanto de esta ciudad.

Desde el Palacio de Villapanés estamos convencidos que Sevilla es una de las ciudades más impresionantes del mundo y queremos compartir con todos nuestros amigos y clientes que ahora, en verano, es un gran momento para visitar los encantos de esta ciudad, que no deja indiferente a nadie:

1.- Para vivir la historia de primera mano

Ciudad patrimonio de la humanidad gracias a su Catedral gótica, de mayor planta del mundo, el Alcázar y el Archivo de Indias. Si eres amante de la historia, no puedes perderte la visita del palacio real más antiguo de Europa, en el que se conservan los archivos de la época que demuestran que Sevilla tuvo un esplendor especial en el mundo.

2.- Para tocar el cielo

“De Sevilla al cielo”. Sabemos que el refrán no es exactamente este, pero con él damos pié a hablarte de la gran cantidad de terrazas y azoteas en las que puedes disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad, mientras te tomas una copa. Sitios como el Gourmet Experienca de El Corte Inglés, La azotea de la Alicantina o del Restaurante Oriza son algunos de los espacios de “ocio con vistas” que no debes perderte.

Pero, sin lugar a dudas, el lugar más especial de Sevilla para tocar el cielo es la Giralda, que sigue atrayendo a miles de visitantes todos los días.

3.- Para saborear el Sur

Ferrán Adriá dijo en una ocasión que “Sevilla no se puede explicar, hay que vivirla y saborearla. Tiene un alma única. Cuando aterrizas en la ciudad y comienzas a pasear por sus calles, sientes pura magia… Puedo decir que Sevilla es una de las ciudades más increíbles que he visto en todo el mundo”.

Grandes restaurantes con bastante historia, solera y tradición hacen que la restauración de la ciudad sea otro de los atractivos más buscados.

4.- Para vivir la fiesta

En Sevilla se vive y se disfruta la calle. El calor humano y la hospitalidad de los sevillanos harán sentir, a todo el que participe de sus fiestas, como si fuera un ciudadano más.

La belleza, el misterio y la grandiosidad de la Semana Santa de Sevilla es mundialmente conocida. No se trata de un museo en la calle, porque las imágenes para el sevillano, son mucho más que una obra de arte. La imagen es la devoción y es la vida reflejada en los ojos verdes de la Virgen del Valle, o en ese paso de la misma cofradía donde Jesús es coronado de espinas mientras el rostro de todos los visitantes se refleja en los espejitos de la rocalla del paso.

Qué decir de la Feria de Abril. La alegría, el colorido y la belleza empapa las calles de una Sevilla engalanada, hasta la bandera, para demostrar que en Sevilla se disfruta, se vive y se comparte.  Una ciudad que con su Feria alcanza el culmen de el carácter femenino por obra y gracia de la belleza.

Se trata de un derroche de belleza en sí misma. Sólo hay que dejarse llevar por los sentidos, comer, beber y agitar el pecho por el baile, apuntando al cielo cuajado de farolillos venecianos.

No podemos olvidar también el Corpus, en pleno mes de junio. Una de las procesiones más bellas de todo el territorio nacional. Toda la plata del Renacimiento y el esplendor del Barroco unidos en esta fiesta en la que, como dice el refranero popular, “es uno de esos jueves que relucen más que el sol”.

Pero en Sevilla, no hay fiesta sin toros ni toros sin fiesta: Una fiesta nacional que está íntimamente ligada a la ciudad y que, según dijo Curro Romero, “sólo basta ir un día a una corrida de toros a la Plaza de la Maestranza. Es una lección de categoría que tienen los sevillanos. Silencian en el fracaso y se entusiasman al apreciar el arte en el triunfo. Por eso vivo y disfruto todos los días de Sevilla”.

Y finalizamos con la Navidad, una fiesta muy atractiva, no por su nieve ni sus trineos, sino por su luz. Sólo hay que pasear por sus calles llenas de gente que disfruta de ese sol de diciembre que es ajeno en otras latitudes. Un sol amable y templado que le saca a la ciudad sus mejores colores.

5.- Para descansar

A Sevilla también la llaman la ciudad del silencio y del descanso. Parece una paradoja, por el movimiento local y social de los sevillanos, pero lo que nadie cuestiona es que… también tienen que descansar. Este es el momento en el que amanece otra Sevilla, la del silencio, la oscuridad, el recogimiento y el descanso.

Una experiencia inolvidable que no te puedes perder. Pasear por sus calles y terminar la jornada en el Hotel Palacio Villapanés, del siglo XVIII, hará que te enamores aún más de esta ciudad. ­­ Una ciudad que, según la Duquesa de Alba, “es la ciudad más maravillosa del mundo”.

Sevilla History and Traditions

Situada al suroeste de España, en la comunidad autónoma de Andalucía, la ciudad de Sevilla es famosa por su sol, su folklore, la hospitalidad de su gente y la fusión de su cultura milenaria con el progreso tecnológico que resalta su naturaleza virgen y su urbanismo de vanguardia manteniendo siempre la esencia de su arte enraizado con los toros y la exquisita selección de su gastronomía mediterránea regada con sus excepcionales vinos autóctonos.

Sevilla es un universo de arte e historia que se respira en cada uno de los paseos que descubren sus mágicos y misteriosos rincones, deleitando tus sentidos al sumergirte en su patrimonio histórico y cultural que te transporta en el tiempo descubriendo siglos de historia que han convertido a la ciudad en una moderna metrópoli con carácter y personalidad inconfundible que enamora a todos sus visitantes.

La ciudad sigue manteniendo el esplendor de su arquitectura que maravilla por sus prestigiosos monumentos como La Catedral y su Giralda, y los Reales Alcázares, así como sus fastuosas tradiciones que invitan a conocer y celebrar el auténtico carácter sevillano de su Semana Santa y Feria de Sevilla que continúan animando la vida de esta ciudad que no deja de sorprender y cautivar al viajero.

En Sevilla la vida tiene algo verdaderamente especial, lo que los sevillanos llaman “el duende”, animándote a descubrir momentos mágicos y experiencias inolvidables con un cálido clima que se puede vivir día y noche paseando por sus calles y avenidas que te inician en el disfrute de las “rutas de tapas” para saborear platos llenos de sabor y originalidad acompañados por sus características bebidas “con personalidad de la casa”.

Sevilla es una ciudad de ensueño que ofrece todas las posibilidades de ocio que puedas imaginar, agasajándote en sus teatros con espectáculos y conciertos de primer orden, mezclándote con el arte de sus tablaos flamencos, y protagonizando la genuina esencia de la cultura andaluza en La Real Maestranza, su plaza de toros que figura entre las más prestigiosas del mundo.

La ciudad de Sevilla es reflejo de la modernidad y la tradición más auténtica que caminan juntas hacia el futuro cautivando al viajero al que invita a perderse paseando por una ciudad mágica que enamora con su esplendor cultural e histórico llenándole de recuerdos y experiencias inolvidables que harán que vuelva siempre a vivirla una y otra vez.